Lakers rompen 10 años de sequía y vuelven a ser campeones de NBA

Los Angeles Lakers querían volver a ser campeones tras diez años y este domingo podían definir la serie de las Finales de la NBA contra el Miami Heat.

Lakers
Foto: Twitter @Lakers

Y con un marcador de 106-93, la franquicia púrpura y dorada se impusieron en las finales 4-2, para volver a ser los campeones de la liga tras 10 años de sequía y conseguir su título 17, igualando a los Boston Celtics como los más ganadores.

Apoyados en los números de LeBron James, quien consiguió otro triple-doble (11mo en finales para él) con 28 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias, y el doble-doble de Anthony Davis (19 puntos y 15 rebotes) pero también las excelentes actuaciones de Rajon Rondo y Alex Caruso.

El conjunto angelino no comenzó de forma avasallante, pues estuvieron muy parejos durante gran parte del primer cuarto hasta que en un abrir y cerrar ojos sacaron una ventaja de ocho puntos, ganando el cuarto 28-20, que se fue extendiendo en el segundo cuarto.

En esta parte hubo ligera reacción de los de Florida, pero que los californianos supieron contener para irse escapando sacando ventajas mayores de 12 puntos, e incluso 20 y terminar ganando el cuarto por 28 puntos de ventaja, 64-36 para irse así al entretiempo.

LeBron y compañía siguieron alargando la ventaja en el tercer cuarto, algo que pareció netamente un trámite contra un Heat que nunca estuvo cerca de remontar o generarle peligro, pues estaba confuso, falto de ritmo y muy errático tanto en defensa como en ofensiva, algo que pagó muy caro al perder el cuarto por un liquidador 23-22.

Lee también   Warriors y Bucks los patrones del Oeste y el Este

Y el último cuarto, pese a que lo ganaron 35-19, no les sirvió para poder colocar nerviosismo en su rival, que incluso se dio el lujo de terminar el último minuto y medio sin James y Davis en cancha.

Así, el equipo que perdió este año a su leyenda, Kobe Bryant, vuelve a sonreír tras una década de lamentos incluido este año tras la tragedia de febrero, que sirvió como una buena motivación para el título.

LeBron James, el MVP

El Más Valioso de esta final no podía ser otro más que LeBron James, quien además rompe un récord al convertirse en el jugador con más presencias en Playoffs con 260 juegos. Además, también promedió números de poco más de 27 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias por partido, jugando casi 40 minutos en cada uno.

Ya suma su cuarto anillo y también su cuarto MVP de Finales, tras los dos con el propio Heat, en 2012 y 2013, y el que ganó con Cleveland en 2016.