Los Astros de Houston lograron ganar el quinto juego de la Serie Mundial al derrotar 7-1 a los Nacionales de Washington.

Foto vía Twitter @astros

Los texanos lograron revertir la ventaja que tenían los capitalinos de dos juegos a favor y la posibilidad de buscar el título en su casa gracias a la barrida, y ahora, los que tienen esa oportunidad son ellos.

Para el quinto partido los Nacionales contaron con la mala noticia de que Max Scherzer no iba a poder ser el abridor y por eso Joe Ross se subió a la lomita ante una dura cita contra Gerrit Cole.

El derecho de los Astros lució como en toda la postemporada, contundente, al lanzar 7.0 innings de tres hits, una carrera, dos boletos y nueve ponches.

Por su parte, el abridor local no fue la salvación, pues, aunque lanzó 5.0 episodios, se fue con cuatro carreras en contra, cinco imparables, dos bases por bolas y un ponche.

Houston empezó con las carreras en la segunda entrada gracias a un cuadrangular de Yordan Álvarez que empujó también a Yulieski Gurriel.

Los visitantes lograron despegarse en el cuarto capítulo con otro jonrón, ahora de Carlos Correa que se traería también a Álvarez.

Washington buscó reaccionar con cuatro de desventaja, otra vez, con un vuela cercas de Juan Soto en el séptimo inning, pero se quedó corto, otra vez.

En el octavo, los Astros pisarían nuevamente la registradora cuando Gurriel bateó un sencillo impulsor de George Springer.

El propio Springer logró colocarle dos más a las cifras de Houston en el noveno con su cuadrangular, que también empujó a Martín Maldonado.

Lee también   Westbrook hará dupla con Harden en Houston

Los texanos forzaron un sexto juego en su casa, el Minute Maid Park, el martes, donde buscarán otro título de Serie Mundial, cosa que quieren impedir los Nacionales al recordar los dos primeros juegos.