Los Nacionales de Washington lograron ganar el sexto juego de la Serie Mundial 7-2, contra los Astros de Houston y forzar un séptimo partido.

Foto vía Twitter

Los capitalinos llegaron a Texas con la presión de estar abajo en la serie 3-2 y con sus rivales a tiro de titularse con Justin Verlander en la loma, pero todos veían al lado de Stephen Strasburg.

El derecho de los Nats lanzó una verdadera joya de pitcheo al sumar 8.1 innings de labor, solamente dos permitidas, siete ponches y dos bases por bola.

Por su parte, Verlander volvió a fallar en el montículo de los Astros al completar 5.0 entradas, permitiendo tres carreras y la misma cantidad de ponches y boletos, tres.

Además, Strasburg se apoyó en la ofensiva que le dieron sus bateadores, en especial Anthony Rendon, pues el tercera base empezó el juego bateando un sencillo impulsor en el primer capítulo, un jonrón de dos carreras en el séptimo y un doble de otras dos en el noveno.

Luego de que los Nacionales picaran a delante, los locales reaccionaron con dos carreras en la primera entrada, con un elevado de sacrificio de José Altuve y un cuadrangular de Alex Bregman.

Sin embargo, Adam Eaton conectaría un cuadrangular solitario para igualar el encuentro en el quinto inning y lo emularía Juan Soto pero para darle la vuelta.

Los Nats pudieron igualar la Serie Mundial, que ha tenido un gran detalle y es que ninguno de los locales han podido llevarse el triunfo, pero ¿Podrán los Astros revertir la casualidad o Washington mantendrá la tónica y se llevará el título? ¡Mañana hay séptimo juego!

Lee también   Nicolás Benedetti se vuelve a unir a la lista de bajas del América