Los Springboks de Sudáfrica regresarán a una final del Mundial de Rugby

Foto: EFE

Sudáfrica se impuso a Gales por 16-19 en la semifinal del mundial de rugby de Japón en un emocionante e igualado intercambio de golpes que se dirimió en el tramo final, y se jugará el título con Inglaterra.

Los Springboks lograron someter in extremis a los Dragones Rojos en un partido jugado en el Estadio de Yokohama (sur de Tokio), y aspiran a ganar su tercer torneo en la final del próximo sábado en el mismo escenario contra el combinado inglés, que dio la gran sorpresa del torneo al vencer a Nueva Zelanda en la otra semifinal.

Ambos equipos midieron sus principales armas -la velocidad y el juego aéreo del lado galés frente a la fortaleza y la firmeza defensiva sudafricanas- en un primer tiempo donde solo lograron mover el marcador con lanzamientos de penaltis, y que se cerró con ligera ventaja parcial para los Springboks.

Gales y Sudáfrica se habían visto las caras en los dos mundiales anteriores, en la fase de grupos de 2011 y en los cuartos de final de 2015, con sendas victorias para los Springboks.

Sin embargo, los Dragones Rojos habían ganado los últimos cuatro encuentros disputados desde entonces contra los Springboks, una tendencia que se rompió hoy.

Tras acabar con el sueño de Gales de llegar a la primera final de su historia, los sudafricanos pelearán contra Inglaterra por lograr su tercera copa, que se sumaría a las que alzaron en 1995 y 2007.

Lee también   Aaron Ramsey tendría un acuerdo con la Juventus de Turín