Ya hace pocos días la NBA entera se rindió ante lo hecho por Stephen Curry y su despliegue ofensivo histórico. Ahora, la página que escriben en el libro de la historia es otra, ya que los Warrios derrotaron 121 a 106 a los Thunders, con lo que llevan una serie de 44 partidos sin conocer la derrota en casa, cosa que lograron los Bulls de Chicago de Michael Jordan, lograda en la temporada 1995-96.

 

Es un logro impresionante, un honor para nosotros como equipo y para el cuerpo técnico. También es un honor para los aficionados, que siempre nos dan su último aliento en nuestra pista.

¿Hasta dónde llegará este equipo?

Lee también   Clasificación del Grand Prix de Mónaco