Lupita González se queda sin Tokio 2020

González no podrá participar en Tokio 2020 por dar positivo en una sustancia prohibida
González no podrá participar en Tokio 2020 por dar positivo en una sustancia prohibida

La marchista, María Guadalupe «Lupita» González, fue suspendida por cuatro años por dar positivo en un control antidopping a la sustancia trembolona, un esteroide anabolizante utilizado para fomentar el crecimiento muscular e incrementar el apetito.

«Lupita» es uno de los máximos exponentes del atletismo mexicano, consiguiendo la medalla de plata en los juegos Olímpicos de Río 2016, quedando a dos segundos de distancia de Liu Hong.

Un año después, la atleta nacida en la Ciudad de México, consiguió el subcampeonato mundial en Londres, situándose a tan solo un segundo de distancia de la campeona Jiayu Yang.

González fue sometida a una prueba de orina el pasado 17 de octubre y las muestras arrojaron positivos a la sustancia prohibida. Motivo por el cual estará suspendida hasta el mes de noviembre del año 2022.

A pesar de la suspensión, la marchista mexicana, no perderá ninguna de las medallas obtenidas durante los años 2016 y 2017. Sin embargo, no tendrá la oportunidad de superar lo hecho en Río al no poder decir presente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Trayectoria

Sus inicios en el deporte fueron en el boxeo, en la categoría peso paja. Antes de convertirse en marchista, fue especialista en los 400, 800 y 5000 metros planos. Sin embargo, una lesión en los meniscos derivó en que se cambiara a la marcha.

Su primer éxito en la marcha, llegaría en el año 2013, cuando alcanzó la victoria en los 10 kilómetros de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, disputados en la ciudad de Morelia.

En el 2015 daría la vuelta al mundo, luego de conquistar la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Toronto, cuando después de un  recorrido de 20 kilómetros cruzó la meta extenuada y deshidratada, situación que le provocó un colapso tras su consagración.

Lee también   ¿Será la cuarta la vencida?

Durante el 2016 seguirían los éxitos y conquistaría el segundo lugar en la Copa Mundial de marcha por equipos. Sin embargo, pasaría al primer lugar después de la descalificación de la atleta vencedora.

La hazaña llegaría durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (2016), competición en la que conquistó la medalla de plata. Presea que podrá mantener a pesar de la suspensión impuesta por la Unidad Integral de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, por sus siglas en inglés)

Apelación

La IAAF, ha explicado la decisión tomada a través de un comunicado e indicó que todos los atletas son los únicos responsables de permitir la presencia de sustancias prohibidas en su organismo.

«Para la IAAF, todos los atletas son estrictamente responsables de la presencia de cualquier sustancia prohibida en su cuerpo. Por lo tanto, la IAAF no requiere demostrar intención, falta, negligencia o conocimiento, y el tribunal puede estar convencido de que el atleta ha incumplido»

A pesar de dicha situación, el organismo disciplinario, ha informado que González podrá apelar la determinación tomada en primera instancia.