Lo que ocurrió el día de ayer en el Clásico Mundial de Béisbol confirmó que es un torneo de muy baja calidad y todas las criticas que ha llevado explotaron anoche.

México, que venía de dos derrotas ante Italia y Puerto Rico, venció un intenso partido a Venezuela con un marcador de 11 carreras a 9. Todo parecía listo para que Italia y México fueran al juego extra del día de hoy, pero ya con jugadores celebrando el triunfo y la nueva oportunidad que tenían, el Comité del torneo les informó que era Venezuela quien iba a jugar.

Explico: Esto ocurre por un tema de innings defendidos entre carreras permitidas. Ya que todos tenían el mismo récord, se debía sacar el promedio de cuántas carreras permitían por entradas a la defensiva para definir a los dos equipos que iban al juego extra.

Al realizar la estadística (carreras permitidas entre innings defendidos) en el momento que México le gana a Venezuela daba este resultado: Italia: 1.105 – México 1.106 – Venezuela 1.111. Hasta aquí era Italia y México el partido del desempate.

¿Qué pasa y qué fue lo que vio el equipo venezolano?. México cuando perdió el partido contra Italia, jugó nueve entradas, pero en esa última nunca pudo sacar un out, así que no se le podía poner a los mexicanos esa entrada extra, entonces al quitar la entrada el porcentaje de carreras permitidas subía a 1.112, siendo superior al de Venezuela y ahí se fue la clasificación.

Las reglas del torneo establecen que para poder contarles el episodio, deben al menos sacar un out. Es como el pitcheo, no es lo mismo que tu lances una entrada a que lances una entrada y un tercio (que en este caso sería un out más pero la efectividad se alteraría de cualquier manera).

Lee también   15 finalistas para el Salón de la Fama de la NFL

Este es el segundo mundial consecutivo que México cae eliminado en la primera ronda