La tenista japonesa, Naomi Osaka, se convirtió en la primera tenista de dicho país en ser campeona de un Grand Slam, cuando derrotó en la final del US Open a la local, Serena Williams en sets corridos por 6-2 y 6-4.

Osaka tuvo pleno dominio del partido al lograr superara a la estadounidense sin problema alguno durante el primer set, el cual logró quebrar en par de oportunidades el servicio de Williams.

Las estadísticas finales del partido, reflejaron la superioridad de la japonesa de 20 años, quien tuvo seis aces, un 73% tanto en sus primeros servicios como en los puntos obtenidos en ellos, además de conseguir cuatro quiebres del servicio de Williams.

Sin embargo; la victoria de Osaka se vio un poco empañada gracias a un episodio de mal gusto que inició Williams, luego de que se le sancionara por azotar su raqueta contra el piso y por gritarle al juez de silla.

A mitad del segundo set, el partido tuvo varias interrupciones ocasionadas por Williams, luego de que el juez de silla le diera varias advertencias a la estadounidense, además de darle una penalización en el “game” que tenía a Osaka por 5-3 arriba.

Aunado a esto, Williams recibió una segunda violación que le quitó un punto, por lo que Osaka tuvo un 15-0 a su favor sin siquiera haber realizado su primer servicio en el sexto juego del segundo set.

Este título significa el primero en un Grand Slam para Naomi Osaka, quien tan solo cuenta con 20 años de edad y a partir de ahora será considerada una de las tenistas a seguir para el futuro.

Lee también   Peyton Manning y Tom Brady, en un auténtico juego contra reloj