Hoy quedó demostrado que Novak Djokovic es el número uno del Tennis en este momento. El serbio ganó su tercera corona de Wimbledon, noveno Grand Slam, al vencer al suizo Roger Federer 7-6, 6-7, 6-4 y 6-3.

El partido tenía grandes expectativas y cumplió con lo que de él se esperaba. Federer rompió el saque del serbio en el primer set y se colocó 2-4 arriba. Sin embargo, Djokovic recuperó su servicio y llevo el set al tie-break, instancia en la que se apuntó el primer parcial 7-1.

En el segundo set el encuentro siguió igualado. Ningun tenista pudo quebrar el servicio del rival: Otro tie-break, más emocionante que el primero, en el que Djokovic dispuso de hasta cuatro set points; pero fue Federer quien terminó llevándose el parcial por 11-9 en dicha instancia.

Dos sets y nada para nadie. Ya durante el tercer set, Djokovic logró romper el servicio de Federer y el partido se interrumpió por la lluvia que cayó en Londrés. El serbio mantuvo la ventaja en la reanudación del juego y ganó en confianza, lo que le permitió cerrar el partido como él quería.

Para el cuarto set fue Djokovic quien siguió llevando la batuta. Quebró el servicio de Roger en el quinto juego. No obstante, Federer se resignó a entregar el partido, cosa que finalmente ocurrió cuando el serbio se hizo con el partido con el suizo al servicio.

El número uno del mundo fue muy superior esta vez a Federer, porque aprovechó los momentos claves de su superioridad para llevarse cada uno de los sets, y nunca dejó a a Roger jugar los puntos cortos que tanto le favorecen. Djokovic maniató al suizo desde el fondo de la pista.

Lee también   NFL: ULTIMA SEMANA

Nole sigue haciendo historia y Federer se queda una vez más con las ganas de obtener su octavo Wimbledon.

3544