Serie Mundial: Tampa Bay se lleva el segundo y empareja la serie

Los Rays de Tampa Bay buscaban nivelar la Serie Mundial y para eso debían ganar el segundo de la serie contra los Dodgers de Los Ángeles.

Serie Mundial
Foto: Twitter @RaysBaseball

Y así fue, pues el equipo de Florida se impuso por 6-4 y emparejó las acciones antes del día de descanso, amparados en la labor monticular de Blake Snell y derrotando a Tony Gonsolin.

El zurdo abridor lanzó por espacio de cuatro entradas y dos tercios en las que permitió dos carreras limpias, dos imparables, otorgó cuatro boletos y ponchó a nueve rivales, aunque no se llevó la victoria, que recayó por Nick Anderson, quien lanzó 1.1 episodios permitiendo una rayita limpia producto de un jonrón y ponchando a dos bateadores.

Las Rayas se fueron al frente en el mismo primer inning, cuando Brandon Lowe conectó un largo cuadrangular por el jardín izquierdo.

La franquicia de Tampa ampliaría la ventaja en el cuarto tramo gracia al doblete de Joey Wendle hacia el central para impulsar a Choi y a Margot quienes estaban en circulación.

Un capítulo más adelante volverían a colocar otras dos en el marcador, ahora con un nuevo vuelacercas de Lowe pero ahora remolcando a Meadows que estaba en primera. A los Dodgers les pareció demasiada amplia la ventaja y por eso lograron descontar en la parte baja del mismo episodio con un jonrón de Chris Taylor que encontró a Hernández en circulación.

En la sexta entrada Wendle volvería a impulsar una carrera, ahora con un elevado de sacrificio al left para que Choi anotara la sexta. Pero los de Los Ángeles querían no despegarse y por eso Will Smith conectó un buen vuelacercas al izquierdo.

Lee también   Los New England Patriots son los campeones del Super Bowl 53

Una vez más, la franquicia angelina querría responder abriendo el octavo capítulo con un cuadrangular de Corey Seager, el séptimo de la postemporada estableciendo un nuevo récord de más estacazos de vuelta completa, pero tras el doble de Turner el pitcheo de Tampa se encargó de contener la reacción.

El juego salvado fue para Diego Castillo y ahora, con la Serie Mundial empatada, será el viernes el tercer juego donde los Rays fungirán como locales, pese a jugarse en sede única, el Globe Life Field de Texas.