Goldin Auctions fue la empresa que se encargó de subastar un anillo «familiar» del mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra Tom Brady del Super Bowl LI. Este anillo, a pesar de no ser el original que porta Brady, es una versión aprobada y tiene pocas diferencias con el original (tiene 265 diamantes en lugar de 283 y es un 10% mas pequeña que el original aunque si cuenta con el grabado de TOM en su interior).

Aunque no se dieron detalles del comprador o de como la casa de subastas obtuvo el anillo, se sabe que la cifra que alcanzó fue récord, de unos US$344,927, y ya que cuenta con una carta de valuación de su creador (Jostens) se sabe que el anillo estaba valorado en unos US$29,700.

Y es que supera por mucho el que fuese el anillo de Super Bowl mejor vendido, que era el del linebacker de los Gigantes de Nueva York Lawrence Taylor que ganó en el Super Bowl XXV y que fue vendido en US$230,401 en el 2012.

Hasta el momento el anillo de Brady está en el segundo lugar de artículos deportivos subastados más caros, ya que el jersey de juego de Mike Piazza del primer juego de los Mets de Nueva York después de los hechos ocurridos el 11 de Septiembre del 2001, llegó a la impresionante cifra de US$365,000 en el 2016.

Definitivamente mucha gente millonaria no sabe que hacer con su dinero, y aunque se trata de memorabilia, hay precios que superan la ficción.

Lee también   El Estadio Azteca dejará de sufrir, remodelan grama en su totalidad