Los Tampa Bay Rays siguen con vida en la Serie Divisional de la Liga Americana y en el cuarto juego vencieron a los Astros de Houston 4-1.

Foto vía Twitter @RaysBaseball

La victoria fue para Ryan Yarbrough, el juego perdido para Justin Verlander y el rescate para Blake Snell, quien hoy cambió de roles y en vez de ser abridor, fue cerrador.

Los locales aprovecharon una de esas cosas extrañas que suelen suceder en la vida, una mala salida de Justin Verlander para sorprender a los texanos.

En el propio primer inning los Rays se pusieron al frente con un cuadrangular de Tommy Pham entre el jardín izquierdo y central.

Posteriormente, en la misma entrada el descontrol del derecho de Houston se hizo más evidente, pues dio un boleto para Ji-Man Choi y permitió un sencillo de Avisail García para colocar dos en base. Cuando se presentó Travis d’Arnaud conectó un sencillo que impulsó a Choi e hizo que García avanzara, quien luego anotaría la tercera gracias a un sencillo de Joey Wendle.

Verlander logró salir sin mucho daño de los otros dos episodios, pero al empezar el cuarto inning Willy Adames bateó un cuadrangular por el central para colocar la cuarta para Tampa Bay.

Los Astros intentaron reaccionar en la parte baja del octavo con un jonrón de Robinson Chirinos, pero no fue chispa suficiente para encender a sus compañeros.

La estrategia de los Rays fue clara desde el principio, utilizar a la mayor cantidad de lanzadores que mantuvieran la ventaja y por ello usó a seis, empezando con Diego Castillo (1.2), Ryan Yarbrough (2.0), Nick Anderson (2.1), Colin Poche (1.2), Emilio Pagán (0.2) y Blake Snell (0.2).

Lee también   Tomateros cayó contra los Criollos en la primera jornada de la Serie del Caribe

Un pitcheo combinado que rebajó a seis hits a los texanos, con una sola carrera, dos boletos y ocho abanicados.

El quinto juego será en el Minute Maid Park de Houston este jueves para definir al rival de los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Foto vía Twitter @RaysBaseball