La rivalidad entre Boston Red Sox y los Yankees de New York es una de las más apasionadas y acaloradas en la historia del béisbol de Estados Unidos y, en un nuevo capítulo entre los dos equipos, un fanático se llevó las luces del escenario.

En el juego disputado en el Fenway Park, tras un jonrón de los neoyorquinos, conectado por Giancarlo Stanton, un fanático de Boston, molesto por la jugada de sus rivales, devolvió la pelota al campo pero con la “suerte” de pegarle con la misma bola al jugador de los Yankees.

A pesar que el jugador siguió corriendo por las bases, sin prestarle la mayor atención al incidente, el fanático fue señalado por los umpires y podría ser sancionado a futuro por la MLS; teniendo como consecuencias más graves, la prohibición a juegos de béisbol profesional.

Lee también   El Sueño Panamericano