Parece que la lesión que sufrió Valentino Rossi la semana pasada cuando, haciendo motrocross, sufrió una caída que le provocó un traumatismo torácico, abdominal y un golpe en la cabeza quedó atrás. El italiano logró quedar segundo en los entrenamientos oficiales previos al Gran Premio de Mugello, en Italia. Algo que el propio corredor sentía, podía no disputar por las dolencias ocasionadas luego de su caído.

Valentino Rossi, que pese a las dolencias, será favorito por correr en su país, afirmó que llegaba a las rondas preparativas «triste» pues pensaba no podría participar por las lesiones. «Cuando llegué a Mugello el miércoles, mis condiciones mejoraron un poco y sólo pensaba en poder correr, pero ayer fue muy difícil porque tenía mucho dolor, y aunque me sentía bien encima de la moto, estaba preocupado. Era optimista porque veía que mejoraba con el paso de los días y hoy he sido muy fuerte en todos los entrenamientos y si bien cometí un error en la caída, me fui por la parte sucia, por suerte no tuve ningún problema y además dañé la segunda moto», destacó Valentino Rossi.

El motero de Yamaha compartió la importancia que es para él correr en italia. «Correr en Italia es especial y Mugello es todavía más especial por el ambiente que se siente», comentó Rossi, quien dijo entre sonrisas que prefería «un piloto más lento de compañero», pues ya compartió «mucho tiempo con Lorenzo», al que considera «uno de los más rápidos». «Pero Maverick es muy fuerte, quizás más fuerte que Lorenzo. Es difícil, pero también una buena motivación por intentar batirle», sentenció Valentino Rossi.

Lee también   ¡Loba Temible!