Las Series Divisionales de la Liga Americana ya llegaron a su primera pausa para que se muden a los otros dos escenarios, con los Yankees y Astros al frente de sus cruces.

Los neoyorquinos se llevaron los dos primero juegos en el Yankee Stadium y viajarán a Minnesota para los siguientes compromisos.

Por su parte, los texanos se volvieron a imponer ante los Rays, aunque estuvieron que sufrir hasta el último out para celebrar la victoria.

Tanaka y los bombarderos, inmensos

La serie de los cañones con unos ‘mulos’ que lo volvieron a hacer en otro juego, apoyados en los batazos y una buena salida del japonés Masahiro Tanaka, más una labor excepcional de los relevistas, los Yankees se llevaron la victoria 8-2.

Los locales comenzaron ganando el mismo primer inning gracias un doblete de DJ LeMahieu, quien avanzaría a tercera con un elevado de Gardner, y un sencillo de Edwin Encarnación lo traería al plato.

Pero los «baby bombers» le tenderían una emboscada a los Twins en el tercer inning con un rally de siete carreras, cuatro de ellas empujadas por un grand slam de Didi Gregorius.

Tanaka tuvo una labor de cinco episodios en los que permitió tres hits, una carrera limpia, un boleto y ocho abanicados, para apuntarse el juego ganado.

Después una labor magistral combinada de Tommy Kahnle, Adam Ottavino, Tyler Lyons y Jonathan Loaisiga pusieron al margen a los Mellizos, pues lanzaron pelota de una carrera, tres hits y siete ponches.

Foto vía Twitter @Yankees

Gerrit Cole y los Astros pescaron a las Rayas

El segundo juego entre Houston y Tampa Bay fue mucho más cerrado que el primero, esto debido a la exhibición de Gerrit Cole y Blake Snell.

Lee también   Hamilton dominó el primer ensayo en Austria y terminó primero

Las carreras fueron pocas y llegaron a cuenta gotas, pues los locales hicieron una en el cuarto, séptimo y octavo, mientras que los Rays hicieron una en el noveno, para el resultado final de 3-1.

Pero el protagonista del partido fue el abridor de los Astros, Cole lanzó siete innings y dos tercios permitiendo cuatro hits, ninguna carrera, un boleto y haciendo historia al ponchar a 15 rivales, estableciendo una marca para el equipo en postemporada y la tercera mejor en MLB.

El que permitió daños fue el mexicano Roberto Osuna, quien relevó a Cole en el octavo tramo y no pudo salvar el partido, labor que completó Daniel Harris al sacar los últimos dos outs del partido.

Foto vía Twitter @astros