El partido que se mandó Javier Mascherano es digno de 1,000 finales. Es un coloso de este deporte y un hombre responsable con su profesión.

Lee también   El tweet del miércoles 9/11/2011