El futbol como fenómeno que enajena para bien o para mal a las masas, o como dijo Valdano: «Lo cosa mas importante de las menos importantes» ha servido de pretexto para que dictadores, delincuentes o personas non-gratas lo usen como forma de tratar de engrandecer su megalomanía y su poder.

Dynamo de Berlín. El Equipo de la Policía.

DynamoBerlin

La época es la Guerra Fría, el lugar Alemania del Este. En esos años la parte comunista teutona era controlada con mano de hierro por la Stasi (Ministerio de Seguridad por sus siglas en alemán) que era una copia al carbón de su homóloga soviética, la KGB. Espionaje, control estricto de la población con el fin de evitar complots, ejecuciones y/o encarcelamientos arbitrarios y la muerte para quienes osaran cruzar el muro, eran las tareas encomendadas a ésta policía, además de muchas actividades burocráticas. La Stasi estaba a cargo de un fanático comunista, adorador de Stalin que conjugaba la pasión hacia su trabajo como su fanatismo al futbol. Erich Mielke.

En esos tiempos, en la Oberliga el Dynamo de Berlin (conocido también como BFC Dynamo) hacía lo que el Bayern Munich ha hecho en la Bundesliga por años, es decir era el equipo mandón. El detalle es que el equipo de Berlín era propiedad de la Stasi, con Mielke como el hombre que tomaba todas las desiciones. Poco antes de ascender a la Oberliga, Mielke ordenó que los jugadores del Dynamo de Dresden se mudaran a Berlin para reforzar a su equipo preferido. Los jugadores de Dresden fueran separados unilateralmente de sus familias y obligados a vivir en hoteles muy modestos. Mielke  era el mandamás de todos los “Dynamos” de Alemania del Este, término que los soviéticos le asignaron a todos los equipos deportivos que pertenecieron a la policía o al ejército.

A partir de ahí, el Dynamo de Berlín se convirtió en “El Equipo mas Odiado de Europa” en la década de los 70 y 80 ya que para el mundo occidental representaba los abusos a los que era sometida la población que vivía en el régimen comunista alemán. Durante 10 años consecutivos se adueñó de la Oberliga dando cuenta de Lokomotive Leipzig, Magdeburg y Carl Zeiss Jenna (principales contendientes) año tras año. Estos equipos pensaron dos veces en varias ocasiones si dar partido o no, aunado a las ayudas arbitrales que eran orquestadas por Mielke. Durante ésta hegemonía el club formó parte de la Copa de Europa (antigua Champions League) haciendo que sus aficionados pudieran salir de la antigua RDA rompiendo momentáneamente el Pacto de Varsovia que se dio tras la Segunda guerra Mundial con el pretexto de apoyar a su equipo.

En la década de los 80 las tensiones en el Este se incrementaban y las protestas hacia el régimen comenzaban a subir de tono. En la cancha, cuando se presentaba el Dynamo de Berlin, los hinchas contrarios cantaban “Wir wollen keine Stasi schweine” (No queremos cerdos de la Stasi) y dentro de los aficionados del equipo de Mielke se estaba formando una célula de ultraderecha que usaba el hooliganismo y el movimiento punk inglés para darse a conocer mas fuerte, así pues se formó una rivalidad con el Union Berlin, el segundo equipo mas popular de la capital después del Hertha (que nació del otro lado del muro) y donde gran parte de sus seguidores tienen una ideología de izquierda. Poco después muchos skinheads y neonazis simpatizaron con el equipo de la Stasi. Los jugadores muchas veces no se daban cuenta de lo que pasaba alrededor del club contando con algunos privilegios especiales como lo era poder comer fruta, por ejemplo, algo que era muy raro en esa parte de Alemania en esos tiempos. Tras la caída del muro Erich Mielke fue condenado a prisión por asesinatos que se le imputaron, en 1995 fue liberado y falleció en Berlin en el año 2000 a los 92 años.

Al caer los bloques de cemento que dividían a Alemania, las ligas deportivas fueron reorganizadas y al equipo le quitaron el “Dynamo” dejándolo solamente en FC Berlin. En 1999 tras varios litigios pudo recuperar su nombre original pero no así a la “D” de su escudo sustituyéndola por el oso berlinés que nada tiene que ver con su pasado. Actualmente juega en la 4ta División (Regionalliga Nordost). La Bundesliga le negó el derecho de portar 3 estrellas en su escudo de acuerdo a las reglas de campeonatos ganados de la liga teutona y actualmente es famoso para mal, debido a sus hinchas de extrema derecha que han causado destrozos en partidos de Copa principalmente. El equipo de la policía que alguna vez fue el mas poderoso de Alemania del Este ahora tiene como meta a corto plazo poder llegar a tercera división. Está en séptimo lugar.

Lee también   AMISTOSOS | Lo más atractivo de la fecha