Conoce la historia de Magdaleno Mercado, héroe del Atlas y uno de los pocos que siguen vivos del campeonato de 1952.

magdaleno mercado.

La Experiencia, Jalisco siglo XIX. Un poblado fundado a orillas de Zapopan en el occidente de México se alzaba orgulloso dispuesto a sobresalir tras la muralla que delimitaba las moradas de sus habitantes. A las 9 de la noche se cerraba el portón del poblado y casi a nadie le era permitido entrar. Imaginen ésta historia en blanco y negro, imaginen al México de antaño donde la urbanización desmedida aun no devoraba a Zapopan.

Durante casi todo del siglo XX una fábrica textil dio prosperidad al poblado y al mismo tiempo hizo que las murallas fueran derribadas para que el pequeño pueblo de La Experiencia se convirtiera en una colonia más de la ciudad de Zapopan, la gran urbe que engulle a Guadalajara sin compasión. Si hablamos de ese poblado un poco mas a fondo podemos tomar dos vertientes. En primer lugar les puedo contar que la fábrica textil antes mencionada dio sustento a cientos de familias hasta que el Tratado de Libre Comercio en los años 90 hizo que los dueños se deshicieran de su patrimonio al no poder competir con los gringos. Los políticos lo vieron como un triunfo, los comerciantes no pensaron lo mismo. La otra característica que tiene La Experiencia es que es casi seguro que en ningún otro poblado de Occidente se vive una pasión tan grande por el futbol. Aquel pueblito tiene la sorprendente cifra de haber visto nacer a mas de 200 jugadores que han participado en el futbol profesional mexicano a lo largo de muchas décadas.

En las calles de ese lugar se fundó el Club Imperio que fue gran protagonista de la Liga Occidental en la época amateur del futbol nacional y que formaba parte del primer clásico tapatío entre Club Imperio de La Experiencia contra Club Occidente de Atemajac, aquel equipo, el Imperio llevó 4 titulares al Mundial de Suecia 1958 y de los antiguos muros de La Experiencia salieron ídolos como el Jamaicón Villegas de Chivas y Pistache Torres de Atlas, además del jugador de quien hablaremos en éste texto.

El Club Imperio es uno de los forjadores del futbol de Jalisco.

Es casi imposible – confieso – escribir una nota del futbol de Occidente sin mencionar a los protagonistas de aquel futbol. La Academia y el Rebaño Sagrado van a ser rivales hasta la eternidad y los títulos que ostenta presuntuosamente las vitrinas de Chivas, el Atlas trata de compensarlos con la ferviente pasión de sus seguidores, aunque eso no siempre fue así ya que de los dos ejemplos que se mencionaron como próceres de La Experiencia faltó mencionar a uno más que fue parte importante del Atlas de mitad del siglo XX y que además puede ser considerado el padre de los cañoneros aztecas gracias al obús en forma de piernas que tenía.

 Magdaleno Mercado, un hijo pródigo mas de La Experiencia nació con los colores rojinegros bien marcados en su piel y defendió la playera del Atlas a muerte cuando La Academia era un equipo temible que había ganado La Copa México al Atlante en un partidazo en el mítico Parque Asturias en los albores del profesionalismo del futbol mexicano y trató de continuar con la leyenda de aquel Atlas de Valdatti que ganó la liga en en 1951 cuando por fin las Ligas de Occidente, del Norte y la Central se unificaron en una misma venciendo a su némesis caprino por la mínima diferencia en el Parque Oblatos.

Lee también   ¡Ganó el Atlas! Venció 2-0 al Toluca
Plantilla del Atlas campeón de 1951.

Magdaleno “El Chivo” Mercado (irónico apodo) fue un gran jugador que se desempeñaba en medio campo con funciones de recuperador y que tenía como principal cualidad un potente disparo de larga distancia que según dicen los que lo vieron, en muchas ocasiones llegó a perforar las redes de la portería contraria y que gracias a su talento sentó en la banca a su paisano del Club Oro, El Príncipe Ruvalcaba, ganándose la confianza de Don Nacho Trelles y formando parte del ataque azteca en el mundial de 1966 junto a Isidoro Díaz y Chava Reyes haciendo temblar el arco del antiguo Wembley. En esas épocas Jalisco dominaba el futbol nacional, así de simple.

Magdaleno Mercado representó a México en el mundial de Inglaterra 1966.

No se sabe porque aquel Atlas perdió su magia a pesar de que contaba con grandísimos jugadores, no se habla de alguna maldición como la del Bambino en el béisbol, por ejemplo, ni siquiera se piensa en que el equipo cayó del gusto de los jaliscienses y eso mermó la moral de sus jugadores; lo cierto es que el futbol vistoso siempre fue parte de la carta de presentación de aquellos rojinegros y Magdaleno continuó perforando conciencias y atrayendo a mas fieles seguidores gracias a sus participaciones en las canchas de Guadalajara. Al final, éste gran personaje nos dio mucho ya que fue estandarte para que Marcelino Bernal, Kalimán Guzmán, Beto Garcia Aspe, Nacho Ambriz y hasta Margarito González hayan nacido con el cañón en las piernas para deleitar a base de trallazos a los aficionados en diferentes épocas de nuestro futbol.

 Al final de su carrera Don Magdaleno se convirtió en visor del Atlas y por si fuera poco tomando en cuenta que el club le debía tantos años de entrega en la cancha, ahora todo el futbol azteca podría estar en deuda con él ya que ayudó a reclutar a unos escuincles donde su acta de nacimiento tenía el nombre de Pavel Pardo, Andrés Guardado, Jared Borgetti y un tal Rafael Márquez. Desde La Experiencia en el estado del mariachi y de  las mujeres mas bellas del país nacieron los forjadores del futbol de Jalisco donde Atlas con su Academia incluyendo por su puesto a  Magdaleno Mercado era parte fundamental e iba a dominar a todo el futbol nacional. Lamentablemente para la nación de Los Zorros la gloria fue para su odiado rival y es por eso que no podemos dejar de imaginar ésta historia en blanco y negro.

Toda una vida con los colores del Atlas. En la foto aparecen Pistache Torres, Misionero Castillo y Magdaleno Mercado.