El Real Madrid que ganó la Champions en 1998

Dos de los históricos del futbol europeo son Real Madrid y Juventus, equipos que han ganada una gran cantidad de títulos, tanto nacionales como internacionales; estos dos equipos se  enfrentarán el próximo 3 de junio en la final de la Champions League. Real Madrid aspira a levantar su título número 12, mientras que la Juventus quiere su tercero de este tipo; ambos equipos ya se enfrentaron en una final de Champions: fue en el año de 1998, cuando el equipo merengue venció a la Vecchia Signora por marcador de 1-0.

A finales de los años 90´s, la Juventus era considerado el mejor equipo del mundo; la de 1998 era su tercer final de Champions consecutiva, habiendo ganado una y perdido la más reciente, lo que lo hacía más peligroso. El equipo tenía una defensa encabezada por Angelo Di Livio y Paolo Montero, un mediocampo que contaba con la dinámica de Didier Deschamps y Edgar Davids y la clase de Zinedine Zidane y un ataque que tenía el talento de Alessandro del Piero y el poder resolutivo de Filippo Inzaghi. Este equipo era dirigido por Marcello Lippi, también considerado uno de los mejores del mundo, por lo que llegaba como el amplio favorito para llevarse el trofeo.

El equipo de la Juventus que llegó a tres finales de Champions seguidas

Por su parte, el Real Madrid llegaba a la final con amplias dudas, pues el técnico Jupp Heynckes no tenía buena relación con los líderes del plantel, caso concreto Raúl, Fernando Hierro y Fernando Redondo, por lo que poco antes de la final se anunció que fuera cual fuera el resultado, el entrenador alemán saldría del equipo. Por si fuera poco, el equipo llegaba a una final de Champions luego de 17 años de ausencia y 32 sin ganar el máximo trofeo continental, lo que añadía más presión al equipo, que veía como a pesar de seguir siendo el máximo ganador, el Milan ya le pisaba los talones.

Previo a la final, la confianza reinaba en la Juventus, tal como lo declaró el entrenador Marcello Lippi “Si el Madrid quiere ganar tendrá que hacer un partidazo, porque nosotros vamos a jugar muy bien”. El ánimo que imperaba en el equipo italiano fue notado de inmediato por el equipo merengue, tal como lo señaló Raúl años después: “recuerdo que cuando llegamos al estadio y vi bajar a los jugadores de la Juve para el partido de la gran final, me dije, estos ya nos van ganado 1-0 y todavía ni empezamos

Lee también   RetroSapiens: Pumas - América, añeja rivalidad

El partido se celebró en el Amsterdan Arena, y la Juventus fiel a su estilo, se hizo con el control del balón; a pesar de que no desplegaba un futbol espectacular, era sumamente efectivo en las transiciones y aprovechó los dotes orquestadores de Zidane para que este surtiera de balones a Del Piero e Inzaghi. No obstante, la defensa del Real Madrid respondió bien y entre Manolo Sanchís, Fernando Hierro y Cristian Panucci contuvieron como pudieron el ataque juventino, mientras que en el ataque, Pedrag Mijatovic, quien no había convertido en toda la competición, anotó gol al minuto 29: “Antes del partido pensé que podía ser campeón de Europa sin haber anotado un gol, pero también me dije que quedaba la final y que ese partido estaba escrito para mí. La verdad no esperaba marcar tan fácil”, declaró tras el partido.

Mijatovic anotó el único gol del partido

A pesar de que los italianos se fueron con todo al frente, no tuvieron la fuerza para poder imponer su estilo; ni siquiera los cambios que mandó Lippi surtieron efecto, pues Heynckes tambien realizó cambios en los que Clarence Seedorf y Cristian Karembeu resultaron vitales para mantener al equipo italiano a raya, otorgándole pocas opciones de gol y colaborando en gran medida para terminar con la racha de 32 años sin levantar el máximo trofeo continental.

19 años después ambos conjunto vuelven a verse las caras en una final de Champions; en este tiempo se han enfrentado en tres ocasiones, dos de ellas en semifinales y una en fase de grupos y en todas el cuadro italiano ha salido avante; de aquella final de 1998, solo estará presente Zinedine Zidane, quien ahora tienen la responsabilidad de dirigir al Real Madrid y tratará de romper la mala racha ante el cuadro italiano y sobre todo, de convertir al equipo merengue en el primer bicampeón en la historia del formato actual.