El delantero de la selección de Bélgica, Michy Batshuayi, le robó el show a su compañero de equipo, Adnan Januzaj, al celebrar el golazo del triunfo en el juego contra Inglaterra, al celebrar con una icónico «blooper» mundialista.

En el último duelo de la fase de grupos, entre inglés y belgas, Januzaj, anotó el único tanto del triunfo con una excelente definición que permitió terminar a los «red devils» lideres del grupo.

Tanta fue la emoción de Batshuayi con el gol que en la celebración agarró el balón y lo pateó con rabia pero con la mala fortuna que pegó en un poste de la arquería y se devolvió al jugador golpeandolo en la cabeza.

El jugador del Chelsea pero cedido en el Borussia Dortmund no huyó de las risas y mofas de fanáticos y se unió burlándose de si mismo en su cuenta de Twitter.

Bélgica quedó primero del grupo y se enfrentara contra Japón en octavos de final; antes había vencido a Panamá y Túnez, para finalizar la fase de grupos siendo el equipo con mayor anotación en Rusia, con nueve goles a favor.

Lee también   Estos son los cabezas de serie para el sorteo del repechaje europeo