El delantero ecuatoriano de Tigres, Enner Valencia quizo cobrar un penal de forma exótica, pero Cota no le dejó disfrutar su momento.

En el partido correspondiente a la Liga MX, el delantero Enner Valencia tuvo la oportunidad de poner el empate en el marcador gracias a un penal que se marco casi al final del primer tiempo, pero no pudo hacerlo y quedó en ridículo ante su público:

Visiblemente molesto, el entrenador Ricardo Ferretti se dirigió a los vestidores para hablar con su equipo; conociendo su carácter, seguramente hubo un regaño particular para el ecuatoriano, pues el Tuca es un entrenador que no se caracteriza por ser blando con sus dirigidos.

 

Lee también   Chiquimarco visitó a los Tigres