En la Jornada 2 de Europa League se vio uno de esos goles que crees que solo verás una vez en tu vida, ya que Sven van Beek no se imaginaba que su cobro de saque de manos acabaría incrustado en la portería rival.

Fue en el duelo entre el Feyenoord y el Standard Liege de la UEFA Europa League, cuando van Beek intentaba cobrar el saque de banda como un centro buscando la cabeza de cualquiera de sus delanteros, para su sorpresa ningún jugador la desvió en su trayectoria y dando un bote engañoso para el portero, se metió entre las redes.

Así, al comienzo del segundo tiempo, el jugador del Feyenoord ya abría el marcador del encuentro de esta peculiar manera, para que al final su equipo se pudiera llevar los 3 puntos derrotando 2-1 al rival.

Lee también   Arsenal venció al Colonia en su debut de Europa League