Arjen Robben volvió a hacer de las suyas: aprovechó un contragolpe, tomó la pelota, fue metiéndose al área y sacó un disparo a segundo palo que nunca pudo alcanzar Buffon.

 

Lee también   Arquero de Irlanda imita a Loris Karius