En el partido disputado entre Barcelona y Villarreal, ocurrió esta jugada: Gerard Piqué fue a buscar el balón y lo jugó claramente con la mano.

Como ya es costumbre en los últimos años con el Barcelona, el árbitro no marcó nada y dejó correr.

¿Será otra campaña sucia de Florentino Pérez para desprestigiarlos?

Lee también   Golazo de tiro libre de Zlatan Ibrahimovic