Una de las tachaduras que tenía la brillante carrera de Lionel Messi en Europa era que nunca le había anotado un gol al portero italiano Gianluigi Buffon. El dato, sorprendente en el concepto, se trataba de cuatro enfrentamientos entre ambos en los que el argentino no le había marcado, pero la sequía terminó.

En el partido inaugural de la UEFA Champions League entre Barcelona y Juventus por el grupo D en el Camp Nou, Messi fue quien abrió la cuenta para los culés batiendo al histórico Buffon.

Gracias a una pared con Luís Suárez, Messi quedó de frente al arco rival y no dudó en romper las redes con un zurdazo a la base del palo izquierdo. Así, después de cuatro partidos en Champions, finalizó el cero del ’10’ contra ‘Gigi’. Luego lo volvió a castigar.

Lee también   La Pelota no entra por azar: Ganar dentro y fuera de la cancha