El pasado 12 de enero, el entrenador del West Ham United, Slaven Bilic, confesó que el jugador francés, Dimitri Payet, se negó a jugar para forzar su salida del equipo.

El sábado, 14 de enero, en la jornada 21, el West Ham recibió al Crystal Palace en el London Stadium, y al hacer entrada a las instalaciones del complejo, había una camiseta de Payet en el suelo.

Los aficionados que iban ingresando, no dudaron en pisotearla y hasta escupirla. Los fans están muy dolidos y no perdonan que Payet haya tomado esta actitud por querer irse.

Lee también   El Gol de Chicharito en Stamford Bridge