Luego del partido jugado entre los equipos de la Primera B Metropolitana (3era categoría del fútbol argentino) All Boys y Atlanta, los fanáticos radicales de All Boys se enfrentaron en la calle con la policía. Patrullas destrozadas, policías heridos y detenidos, fue el saldo de la violenta confrontación.

All Boys había perdido como local con Atlanta, en un duelo entre clubes de los barrios bonaerenses. La hinchada más enfervorizada de All Boys salió del estadio y se la agarró con los autos de la policía, que terminaron escapando de los objetos contundentes que les lanzaban los bándalos.

Incluso el plantel de All Boys, debió permanecer una hora encerrados en el vestuario hasta que se calmara la situación. Se decidió desde las autoridades suspender el estadio de All Boys en incluso se habla de quita de puntos.

Desde prensa argentina mencionan casi a 20 detenidos y varios policías heridos, además de patrullas averiadas.

Todo esto a horas de un partido que se disputará a no muchos kilómetros de distancia, y que paralizará a un país y a gran parte de aficionados al fútbol del mundo. River y Boca definirán en el estadio Monumental la Copa Libertadores. Solo habrá público de River, y los ojos del mundo apuntando a un encuentro que se espera finalice en paz y solo se hable de fútbol.

Lee también   Periodista argentino se baja los pantalones para reprochar a DT