Los días de Dimitri Payet en el West Ham ya están contados. Bueno, desde hace tiempo lo estaban. En un principio, el entrenador del equipo reclamó que el jugador se había puesto en rebeldía y que ellos no lo iban a vender.

Este fin de semana, los Hammers vencieron 3-0 al Crystal Palace, pero sin que el galo jugara un minuto de aquel partido, pues está definitivamente decidido a no volverse a colgar la camisa del equipo. Incluso, amenazó a los directivos con lesionarse él mismo: “Me romperé los cruzados (ligamentos) si no me venden”.

Según informó el portal frances “L’Equipe”, Payet volverá a jugar en el Olympique Marsella. La transacción ya está adelantada y se habla de un acuerdo de 22 millones que dará el club francés más variables. El jugador ya pasó por este equipo entre los años 2013 y 2015.

Una decisión que contradice a Dimitri Payet, quien después de la gran temporada pasada que tuvo y su asentamiento en el mejor fútbol del mundo en la Eurocopa, le llovieron ofertas para irse a otros equipos grandes, pero él las declinó para quedarse en el West Ham. Las cosas no salieron como ellos querían y están en una mala temporada. Ahora, se irá a una liga que no es para nada parecida a la Premier League y por ende, su nivel bajará de forma considerada.

Lee también   ¿Les gustó la casa?