Elige tu Camiseta favorita del Mundial Brasil 2014

Nueva entrega de Camisetas Mundialistas. La Copa del Mundo llegaba a casa del máximo campeón del prestigioso torneo. Y no decepcionó, pues lo visto en Brasil 2014 estuvo a la altura, más allá de algunos descalabros de Selecciones de renombre. Hacemos el ya tradicional repaso de la vestimenta exhibida en el sur de Continente Americano hace casi siete años.

Elige tu camiseta favorita del Mundial Brasil 2014

CLICK EN LA IMAGEN PARA ABRIR LA GALERÍA:

Como ya había ocurrido cuatro años atrás en Sudáfrica, el vigente campeón no iba a lograr superar la fase de grupos. La Selección Española llegaba con lo último de una gran generación que brilló y arrasó con los grandes títulos entre el periodo 2008-2012.

Una Selección Mexicana que dirigida por Miguel Herrera realizaría una destacada fase de grupos, ganando sus partidos a Camerún y Croacia, y empatando heroicamente contra el local Brasil. Ya en los octavos de final, sería eliminada por Holanda con gran polémica arbitral.

Tampoco superaría los octavos el combinado Estadounidense, que tras avanzar con merecimientos una zona compleja, donde estaba el futuro campeón Alemania, la Portugal de Cristiano, y Ghana; los norteamericanos perderían en la prórroga frente a Bélgica. Honduras iba a irse sin puntos; mientras que Costa Rica tendrían una performance histórica. Cayendo por penales en 4tos de final ante el verdugo azteca dirigido por Louis VanGaal. Los ticos avanzarían líderes en una zona de alta dificultad que sumaba siete títulos mundiales. Italia, por segunda edición consecutiva, e Inglaterra, quedaban afuera rápidamente; clasificando uruguayos y centroamericanos.

Alemania haría historia en Minas Gerais, endosándole 7 goles al anfitrión Brasil en Semifinales, en lo que ya es uno de los partidos más recordados en la historia del Deporte Rey. Mientras que la Argentina de Messi dejaría en el camino a la nuevamente rocosa Holanda, duelo que se decidió en la tanda de penales.
Ya en la Gran Final del Maracaná, el equipo sudamericano se mostró superior al alemán, fallando claras chances de anotar. Los europeos se lo cobrarían con un gol lapidario al filo del minuto 120 y de los penales, que alejaría el trofeo de nuestro continente, para cruzar el Atlántico hacia territorio germano. Era el cuarto título de los teutones, un equipo de Löw que terminó siendo merecedor del campeonato de principio a fin.