Las camisetas de la Champions League 2010-2011 (Los 16 clasificados + menciones especiales)

Se aproxima una nueva fecha de la Champions, y es momento de hacer el ya tradicional repaso por las camisetas de los participantes de antiguas ediciones. Era la campaña 2010-11, y el deslumbrante Barça de Guardiola imponía su ley, marcando el camino de la proximidad a la excelencia futbolística. Mezclando algo pocas veces visto como resultado y estética, el equipo azulgrana iba a proclamarse aquella temporada de principio a fin, dejando en el camino nada menos que a su némesis, el Madrid de Mourinho.

GALERÍA: Las camisetas de la Champions League 2010-2011

CLICK EN LA IMAGEN PARA ABRIR LA GALERÍA:

Hace poco más de una década, los octavos de final de la Champions dejaban «sorpresas» como la eliminación del Milan a manos de un Tottenham Hotspur que empezaba a mostrarse a nivel internacional. También los ucranianos del Shakhtar Donetsk goleando categóricamente a la Roma, y Schalke04 (hoy en las tinieblas del futbol alemán) sorteando al Valencia. Además, Real Madrid cobrando revancha ante Lyon, Barcelona superando al Arsenal en una fiesta de goles; y el anterior campeón Inter, eliminando al Bayern, para reeditar la final de meses atrás.

En los cuartos, ‘la casa blanca’ no tuvo mayores inconvenientes para golear a un elenco novato en estas lides como Tottenham. Manchester United superó al Chelsea en una llave históricamente pareja a nivel continental; el Schalke seguía sorprendiendo al golear inclementemente al Inter de Milán, sacando y humillando al entonces monarca, que nunca supo refrendar su poderío tras la salida de Mourinho. Por último, la maquinaria futbolística de Guardiola estaba entonada, para pasar por arriba de Shakhtar Donetsk y meterse en semis.

La primera semifinal entre Manchester United y Schalke04, no tendría sorpresas, para depositar a los de Sir Alex Ferguson en la final de Wembley. El histórico Raúl, condujo con sus goles a los de Gelsenkirchen hasta una instancia que no lograría alcanzar nuevamente. Pero el plato fuerte y quizá, la final anticipada, se daba en España, donde los eternos rivales Real Madrid-FC Barcelona, chocarían en una batalla memorable que se sigue recordando una década después.

La ida en la Capital ibérica. Los ‘merengues’ venían de derrotar por la mínima a los catalanes en la final de Copa del Rey, y el ambiente entre ambos era tenso, tanto adentro del terreno de juego como en los banquillos. Declaraciones cruzadas en la previa calentaban aquellos dos partidos que tenían aroma a final anticipada. Aquella noche madrileña dejaría mucho, y condicionaría la vuelta con alguna expulsión local para el férreo Pepe. En un partido muy cerrado, con la visita tomando el protagonismo ante un Real muy físico que le cerraba los caminos, se encendería Messi a poco del final. El doblete del argentino, con el segundo tanto sorteando playeras blancas desde el centro del campo, ponía a los de Pep con un pie en la finalísima londinense.

La vuelta del CampNou se cerraba con empate a uno (Pedrito y Marcelo), con un Barcelona que usó el balón como escudo, y así no sufrir a un Madrid que dio la sensación de sentirse eliminado tras quel segundo gol lapidario de Messi en el Bernabéu. Cristiano y compañía sucumbían en «su competición», y deberían esperar para ejercer el dominio europeo, que en ese entonces tenía tonalidad blaugrana. La gran Final de Wembley iba a ser un paseo campal del Barcelona sobre los «red devils» de Manchester. 3-1 para el equipo español (Pedro, Messi, Villa), que marearon a los ingleses a puro toque, movilidad, triangulaciones y pases punzantes con dirección a Van der Saar. Llegaba la cuarta Champions culé, dejando el listón de futbol-espectáculo bien alto, y consagrando a los altares a los jugadores de Josep Guardiola.