A la novia de Banega aún ‘le arde’ que lo hayan sacado del Valencia. El futbol es una carrera en la que un día se puede estar en la cima y al día siguiente no, y así le pasó al mediocampista argentino Éver Banega, quien a sus 26 años ha pasado de ser campeón de los Juegos Olímpicos de Beijng 2008 a ser echado del Valencia en el 2013, motivo por el que su novia, al puro estilo de la mujer de Nasri, decidió recurrir a su cuenta de Twitter para arremeter contra los directivos del club, al desearles que ojalá les cayera encima el techo de la iglesia que fueron a visitar durante la pretemporada.

«Se les va a caer la iglesia encima! Que Dios les perdone las mie… que hacen a los que no se lo merecen», escribió una molestia Valeria Juan, quien minutos más tarde borró el polémico tuit.

El tuit de Valeria se dio durante la visita que realizó el club del mexicano Andrés Guardado a la Virgen de los Desamparados en la Basílica de Valencia, en donde realizaron su tradicional ofrenda.

Cabe recordar que tras su salida de la escuadra Blanquinegre, Éver volvió a su país para jugar 20 partidos con el Newell’s Old Boys, sin embargo, para la presente campaña ya está de vuelta en la Primera División de España, pues fue contratado por el Sevilla, club en el que militará tras haberle pagado al Valencia 2.5 millones de euros.

A continuación te compartimos algunos fotos de la polémica novia de Ever Bánega, quien seguramente le pondrá un sabor especial al juego de la Jornada 1 entre el Sevilla y el Valencia, pues seguramente deseara que el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán se le caiga encima a los visitantes.

Lee también   Daniella Chavez, la playmate que fantasea con Chicharito
A la novia de Banega aún 'le arde' que lo hayan sacado del Valencia
La novia de Éver Banega aún está dolida con el Valencia

 

A la novia de Banega aún 'le arde' que lo hayan sacado del Valencia
Éver Banega y su mujer han estado juntos en las buenas y en las malas

 

A la novia de Banega aún 'le arde' que lo hayan sacado del Valencia
A pesar de no haber vivido buenos días profesionales, la pareja nunca se alejó.