Nunca disputé los balones aéreos en el Liverpool. Se sabe que cada vez que cabeceas el balón se pierden 150 neuronas:
Alan Hansen, ex jugador de los Reds

Lee también   La frase del día - 23 de Septiembre