Con tantas patadas y tantos golpes es imposible jugar

Lee también   La Cereza del pastel del 20/08/2011