El español Pepe Reina se fue al Milán. Para sustituirlo en la portería del Nápoles llegaron tres arqueros: el local Alex Meret, el griego Orestis Karnezis y el colombiano David Ospina. El cafetero ya no tenía lugar en el Arsenal tras la llegada del alemán Bernd Leno, cuya vacante en el marco del Bayer Leverkusen fue reclamada por el finlandés Lukas Hradecky, ex portero del Eintracht reemplazado por el refuerzo danés Frederik Ronnow, compatriota de Jonas Lössl: a quien fichó el Huddersfield de la Premier League. Fue Inglaterra la Liga que más porteros movió este verano, con un Thibaut Courtois que fue a dar al Madrid, idéntico destino al del ucraniano Andriy Lunin, posteriormente cedido al Leganés. Courtois fue reemplazado en el Chelsea por el español Kepa Arrizabalaga, quien se convirtió en el portero más caro de todos los tiempos, por encima del brasileño Allison Becker, cuyo récord duró dos semanas. El casillero que dejó en el Estadio Olímpico es ahora ocupado por el sueco Robin Olsen, mientras Allison dejó sin lugar en Anfield a Loris Karius, quien se fue a un Besiktas harto de las pifias de Fabri: uno de los cuatro porteros españoles que encontraron posada este verano en la Premier League, junto al ya mencionado Kepa, Vicente Guaita (que llegó al Crystal Palace) y Sergio Rico, compañero de Fabri en el Fulham. El puesto de Rico en el Sevilla es ahora ocupado por el checo Tomás Vaclik, cuyo compatriota Martin Dubravka también encontró lugar en la Premier League, gracias al Newcastle. El Wolverhampton encontró a su nuevo portero en la figura del portugués Rui Patricio, tras abandonar un Sporting ahora en manos del italiano Emiliano Viviano. Su irreconciliable enemigo Benfica fichó al griego Odisseas Vlachodimos: joven arquero, pero no tanto como el francés Alban Lafont, que a sus 19 años es el nuevo portero de la Fiorentina. De que no lo extrañen en la Ligue 1 se encargarán Gianluigi Buffon, recién llegado al PSG y el belga Matz Sels, adquirido por el Strasbourg procedente del Anderlecht, cuya meta ahora defiende otro joven francés de nombre Thomas Didillon, quien rivalizará con el croata Karlo Letica, flamante fichaje del campeón Brujas por ser el mejor guardameta de la Liga belga, en un mercado donde el único portero que no pudo moverse fue el del Standard Lieja.

Lee también   El Pasillo