rebaA 1, H 1: empate y Chivas a casa por decreto… sí, fue un mal chiste pero aquello no hizo más que aplazar lo que desde entonces lucía inminente. Más tarde Javier Aguirre las dejó con una mano atrás y otra adelante… pero ni así logró alterar su destino. A Medina, Bautista, Michel y Magallón los secuestraron en abril y los liberaron hasta julio; no fueron requeridos ni para hacer sándwiches… pero les esperaba algo mucho más apetitoso que el quinto juego.

El Chicharito, leyenda urbana que recibía balones y transformábalos en goles abandonó al equipo a mitad de la aventura… pero sus compañeros no perdieron el rumbo. Su dueño decidió regalar la localía a la hora buena para jugar en campo enemigo… sin embargo ya era demasiado tarde como para que el Guadalajara despertara de su sueño.

Ni la lesión de Medina, ni la baja de Esparza, ni la desgracia de Bravo; mucho menos algún club proveniente de Argentina, Paraguay o Chile fueron obstáculos dignos de su tropiezo. Chivas tuvo a la mano mil excusas y 3 mil pretextos válidos para quedarse en el camino, pero optó por hacer historia.

En el Apertura 2008 fue octavo y con ello obtuvo su pase al Interliga 2009. La Final de aquel célebre torneo se resolvió en penales y de no ser por el fallo de Droguett, hoy estaría escribiendo sobre otro tema. Seis partidos después, Reynoso le tosía en la cara a un rival y Chivas avanzaba a octavos contra Sao Paulo… club que se negó a viajar a México y al que ojalá acabe enfrentando en la gran Final alcanzada tras encarar la fase de grupos en 2009, los octavos y cuartos antes del Mundial; y las semifinales y Final hasta después de éste, en una hazaña consumida a bocaditos por su afición.

Lee también   Créansela… bajo su propio riesgo

Si bien el dominio continental de Brasil es tan grande que en los últimos tiempos Conmebol hace chanchullo para que sus clubes se eliminen a fuerza en semifinales, una estadística juega a favor del Guadalajara: los últimos cinco subcampeones fueron brasileños. Y aunque a mí lo único que me guste de Chivas sea el escudo, sé que en la Federación no existe mejor agremiado para encargarle la primera Copa Libertadores a lucir en tierras de Miguel Hidalgo.

1810, 1910, ¿2010? Algo es algo, ¿no?