FutbolSapiens 3.0 Un nuevo comienzo
ILUSTRACIÓN: Víktor Bañales | FutbolSapiens 3.0

Estrenar casa, coche, novia, zapatos de futbol es uno de los lujos que merecemos reclamarle a esta vida. Luego, maldecimos al compás de la interminable mudanza; nos queremos morir al descubrir el primer rayón de nuestro bólido rojo; dejamos de invertir horas y horas en idear detalles originales que enamoren a nuestra conquista, o un día, concretamente la primera vez que nos los quitamos en un solo movimiento, sin antes desatar las agujetas, reparamos en haber perdido la fascinación original por nuestros Adidas Predator.

El arte del estreno no es más que un revitalizante placer pasajero. De poco sirve si no nos hace mejores en el día a día. FutbolSapiens lleva implícito en su nombre el compromiso de evolucionar constantemente, la obligación de ser superiores al resto, el reto de elevar nuestro deporte predilecto hasta el más alto de los pedestales.

Podemos cambiar de chamba, de planes, de ideas, y en casos extremos hasta de equipo; pero nuestra esencia es innegociable. Los cimientos sobre los que está construido este nuevo portal son ustedes mismos: su participación, su debate inteligente, su heroica defensa por hacer de FutbolSapiens.com un lugar especial.

No aspiro a hacer de éste el sitio de deportes más visitado de Latinoamérica, ni a crecer lo suficiente como para que un gran corporativo lo absorba previo pago de un par de milloncitos. Sueño genuinamente con hacer de FutbolSapiens el lugar de encuentro por excelencia de la gente pensante, donde la dinámica neandertal no tenga cabida. Ser en definitiva, y sin afán pretencioso, la cuna de la Revolución, del Renacimiento o de la Reinvención de nuestro futbol. Lo primero que suceda.

Lee también   La frase del sábado 22 de enero

A los nuevos, bienvenidos… ojalá les agrade nuestra propuesta. A los que vuelven, a ver si ahora sí logramos convencerlos para que no nos dejen más. Y a los que están ahí de toda la vida, por más que mienten madres no me preocupo, seguro de que por más que amenacen ya jamás abandonarán su barco.

Tras esta mescolanza entre discurso de abuelito, candidato a presidente municipal y profeta bíblico, les dejo un último recado: gracias por hacer esto posible. ¡Bienvenidos a casa!