El enojo por el arbitraje y posterior berrinche de Cristiano Ronaldo tiene razón de ser. Vean cómo le quedó el tobillo después del duro -literalmente- marcaje de la defensa croata.

Lee también   Las frituras de Messi