Después de haber estado más de dos años en la explanada del Craven Cottage, la estatua en homenaje a Michael Jackson fue retirada. El antiguo dueño del Fullham, Mohamed Al Fayed la mandó poner en abril del 2011, a pesar de que la afición no estuvo de acuerdo con la estatua.

El empresario egipcio vendió al Fullham el pasado mes de julio a Shahid Khan, quien decidió quitar la escultura al argumentar que era un homenaje individual por parte de Al Fayed y no de la afición. La escultura fue devuelta a Mohamed quién piensa venderla para recaudar fondos para la caridad.

Lee también   Así será la camiseta alternativa del Barcelona en 2019