Foto: Youtube

Este viernes ocurrió algo bastante inusual en el partido entre el Real Madrid y el Alavés, el árbitro principal, Gil Manzano, se lesionó y tuvo que ser sustituido del partido.

Designado para dirigir el partido de este viernes, el colegial presentó molestias en el minuto 26 de juego y tuvo que retirarse del mismo.

Gil fue atentado por los médicos blancos; sin embargo, las molestias siguieron y Héctor Rodríguez Carpallo, cuarto árbitro, entró en su lugar.

Finalmente, el partido lo terminó ganando el Madrid (2-0), con tantos de Karim Benzema (11′) y Marco Asensio (50′).

Lee también   A Maradona le regalaron una camioneta-tanque en Bielorrusia