El exfutbolista inglés y ahora empresario, David Beckham, fue uno de los invitados que captó la atención en lo que fue la celebración de la Boda Real entre el Príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle este sábado.

Durante la gran fiesta llevada a cabo en la iglesia San Jorge, Windsor, Beckham apareció entre los asistentes junto con su esposa Victoria Adams y causó mucho revuelo.

El exjugador de Manchester United y Real Madrid se tomó muchas fotografías con las personas que se acercaron a la iglesia y cobró protagonismo en la jornada.

Desde el año 2003, Beckham forma parte de la lista de menos de 60 deportistas que poseen la orden de caballería conocida como ‘Orden del Imperio Británico’ (OBE).

En la Boda Real estuvieron muchos otros invitados reconocidos, entre los que destacaron George Clooney y Elton John.

Lee también   Se burlan de Lampard y de Pirlo en el estadio