No puso su mejor cara para posar con el trofeo, quizás porque no se lo esperaba, pero a final de cuentas Frank Ribéry ganó el premio al mejor jugador de Europa 2013. El francés compartió la terna final con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo que de plano mejor ni se presentó al evento.

Ribéry hace justicia así una temporada donde ganó todo con el Bayern y en donde aun tiene por delante la Supercopa de Europa.

Lee también   Otro