Después del nacimiento de su tercer hijo y su ausencia contra el Málaga, la afición del FC Barcelona en el Camp Nou ha decidido reconocer a su máxima figura, Lionel Messi, con un mosaico en el recibimiento del partido contra el Chelsea.

En la vuelta de los octavos de final, la grada sorprendió al armar un mensaje que jugaba con el himno británico y rezaba: “God Save The King“, con una imagen del 10 argentino.

Casi como un agradecimiento, Messi se encargó de anotar el primer y tercer gol del partido frente a los ingleses, para seguir dejando en el olvido lo que era su mala racha ante ese club y Courtois.

Lee también   Messi en el nuevo spot de "Lays"