Franck Ribéry y Arjen Robben le pusieron punto y final a un ciclo sumamente exitoso en el Bayern Múnich.

Lo hicieron de una manera soñada, consagrandose como campeón en la Bundesliga y sentenciando la goleada del Bayern al Eintracht Frankfurt.

La dupla conocida como «Robbery», fue fundamental en el cuadro muniqués desde su llegada y entre ambos acumulan un palmarés de 36 títulos.

El futuro de ambos es incierto pero el día de hoy se despidieron de la afición de Múnich con unos goles que serán recordados a través de los años.

Lee también   Bayer Leverkusen ficha a Charles Aránguiz