Conocido es el caso de Bradley Lowery, el niño fanático del Sunderland que padecía de cáncer terminal y falleció hace pocos días, no pudiendo superar los problemas que lo perseguían. El caso que conmovió al mundo del futbol por su cercanía con Jermain Defoe tuvo su despedida con una carta del jugador.

Un muy dolido Defoe se despidió de su joven amigo con unas emotivas palabras publicada en su cuenta de Twitter. El atacante ex Tottenham no pudo ocultar su tristeza, pues desarrolló una muy cercana relación con el niño en sus últimos meses.

Lee también   ¡400 goles!