Al Piojo Herrera le salió el chamuco y fue a apoyar a los Diablos Rojos del México en el Infierno Solar. Era el tercer partido de la serie contra los Broncos de Reynosa.

Estaban Loaiza lo invitó y el DT no dudó en aceptar. Se dijo fan de corazón de los escarlatas. Dicen también que se fue maravillado por el ambiente de la tribuna, tanto que invitó a la gente a que asista más a menudo al béis.

Lee también   "Edwin, to Yaakob please"