No cabe duda, Neymar es un niño…

Lee también   Brasil golea a Bolivia