La fotografía muestra a Peter Schmeichel con su hijo Kasper en Old Trafford, estadio de Manchester United. Corría el año de 1992 y El Gran Danés todavía estaba a punto de ganar todo: 5 ligas Premier, 3 FA Cups, 4 Charity Shields y, por supuesto, la UEFA Champions League de 1999. También múltiples reconocimientos como el mejor arquero de UEFA y del mundo.

En ese entonces, Kasper tenía 5 años. 24 años después, volverá a pisar esa grama. Ahora lo hará con los guantes puestos y defendiendo al Leicester City, a 3 puntos de ganar la Premier League contra el equipo donde su padre se volvió leyenda.

Lee también   Riquelme es de River