Yaya Touré ha sido nombrado embajador de buena voluntad de la ONU, en el programa de ayuda para el medio ambiente. Por eso se ha sumado a la lucha en contra de la caza furtiva de elefantes en el mundo, advirtiendo que están en peligro de extinción.

El futbolista comentó en conferencia de prensa en el santuario de elefantes en Kenia, que es una tristeza que solo queden 800 especímenes de paquidermos en su país y más cuando es el animal emblemático de la selección de Costa de Marfil.

Lee también   Con el moco tendido...