Sin perder el porte y con la elegancia que le distingue, David Beckham se mostró en China enseñándole a los niños del Wuhan Zall FC cómo pegarle al balón. No contaba con el infortunio y falló al grado de irse de espaldas con tremendo resbalón. El inglés lo tomó con humor y se levantó comprendiendo que para pegarle a la pelota en la cancha se usan los tacos.

Lee también   La nueva de Boca