Cuauhtémoc Blanco, gobernador del Estado de Morelos, llegó esta tarde a la Fiscalía General de la República (FGR), para presentar una denuncia en contra del predecesor en su cargo, Graco Ramírez y varios miembros de su familia por presunta corrupción.

El exfutbolista llegó a la FGR escoltado por el consejero jurídico del Gobierno de Morelos, Samuel Soteldo, y el asesor anticorrupción de del propio estado, Gerardo Becerra, en donde expresó que colocó la denuncia debido a que Ramírez y su familia afectaron a la entidad durante su período entre 2012-2018.

Una vez impuesta la denuncia, Blanco se dirigió a los medios de comunicación presentes exclamando que: “Nosotros no vamos a permitir que esta gente siga haciendo daño a Morelos. No se vale lo que hizo el exgobernador y su familia. Por eso vine a avalar estas denuncias“.

Blanco detalló que interpuso la demanda porque tanto Ramírez como su esposa Elena Cepeda, su hijastro, Rodrigo Gayosso, y también notario de aquel período, Javier Barona, cometieron hechos de: “lavado de dinero, delincuencia organizada y defraudación fiscal”.

Por otro lado, Becerra subrayó que la denuncia fue interpuesta solamente por los cargos ya mencionados, pero no descarta la posibilidad de que hayan otros delitos.

A su vez, el Asesor Anticorrupción, detalló que Ramírez y su familia habrían realizado una compra-venta de 22 millones de pesos, aproximadamente, por dos inmuebles en la ciudad de Cuernavaca. 

Lee también   Exhumarán el cuerpo de Salvador Dalí